Coincidencias? Influencias? Del arte de la arquitectura: Fachadas de palacios mudéjares

 

 COINCIDENCIA? INFLUENCIA?

 

   

¿Qué tienen en común estas cuatro fachadas?

Los musulmanes fueron mucho tiempo perseguidos en la Península Ibérica, pero también es verdad que hubo momentos de apoyo mutuo entre los reyes musulmanes y los de los reinos cristianos, incluso el arte de los primeros fue el favorito de los reyes castellanos. Es el denominado arte mudéjar (siglo XII-XIV), arte de raíces claramente musulmanas pero en territorio cristiano, que convive con los estilos de la época (románico, gótico y renacentista). Se caracteriza por el empleo de materiales como el ladrillo, madera vista en artesonados, azulejos. En cuanto a los elementos constructivos, el arco de herradura va a estar presente en todas las construcciones.

Su origen es hispánico por cuanto surge en la Península, pero su desarrollo va más allá. Tenemos obras mudéjares o de influencia mudéjar  en Canarias,Portugal e Hispanoamérica, incluso en Sicilia y Sur de Italia. No es un estilo unitario e incluso en la Península, existirán distintos focos como el toledano, el aragonés, el sevillano.

La mayor parte de las construcciones realizadas son de tipo religioso, iglesias, sinagogas, pero merece la atención también el capítulo de la arquitectura civil, y en especial el mudéjar cortesano.

Éste está producido por artistas de otras zonas y aportan elementos dando un carácter más internacional. A diferencia del mudéjar de tradición local, se ven elementos novedosos provenientes de otros focos y relacionados con el foco creador del arte hispanomusulmán.

Aparece ya desde finales del siglo XII, y generalmente van a ser encargos de la Corte o de la Nobleza.

TORDESILLAS PALACIO DE PEDRO I (actual Convento de Santa Clara)

La construcción primitiva se inicia con Alfonso XI con el botín de la Batalla del Salado. En época de Pedro I se mandó ampliar el palacio con nuevas salas. Tras la muerte de María de Padilla, se destinó a convento en 1363.

Su construcción es contemporánea a la de los Reales Alcázares de Sevilla, y en ambos podemos ver grandes semejanzas. En Tordesillas trabajarían maestros toledanos con influencia del arte sevillano.

Podemos destacar la portada. Organizada en una sola calle y se fecha alrededor de 1350 según la profesora Pérez Higuera. Realizada integramente en piedra, con un vano de acceso adintelado con dovelas engatilladas, alterna la decoración de ataurique con otra lisa. Sobre ella un friso de decoración cúfica. Por encima una banda decorativa de lacería que da paso a un segundo cuerpo con arcos polilobulados y por encima decoración de sebka. Flanqueada por pilastras superpuestas, las superiores rematan en modillones de lóbulos que soportarían la cornisa que protegía la fachada.

El convento conserva otras estancias con características del arte mudéjar como el claustro, la capilla dorada y la iglesia con una importante techumbre con decoración ataujerada.

PALACIO DE PEDRO I EN ASTUDILLO

Ver entrada anterior https://detodaslasartes.wordpress.com/2010/04/04/palacio-pedro-i-en-astudillo/

Ya hablamos en días pasado sobre este interesante palacio. Hoy quiero resaltar su fachada, aunque muy restaurada muestra la influencia clara de Tordesillas. La estructura del edificio es tapial reforzado con hiladas de ladrillo y en las esquinas, piezas de sillería. La puerta de entrada es adintelada, formada por nueve dovelas de estilo toledano, un cuerpo intermedio con un arco de medio punto en ladrillo, da paso a un cuerpo superior con doble ventana de arco lobulado con alfiz en ladrillo. El uso de la piedra se destaca en la columna central con su capitel y en las pequeñas columnillas adosadas.

REALES ALCAZARES DE SEVILLA

Como hemos dicho anteriormente son contemporáneos del Palacio de Tordesillas. Está considerado el palacio real en uso más antiguo de Europa, ya que es residencia palaciega desde 1248. Situado sobre el alcázar taifa y posterior almohade, su construcción se inició con Alfonso X, pero la parte que ahora nos interesa es la realizada por Pedro I. Otro día hablaremos sobre las diversas estancias como el Salón de Embajadores, o el Patio de las Doncellas para centrarnos hoy en la fachada propiamente dicha del palacio. Se denomina Fachada de la Montería. Los estudiosos consideran que en sí misma resume lo mejor del arte mudéjar, como son los elementos sevillanos con la estructura tripartita de tipo almohade, arcos ciegos a los lados de la entrada, basamento pétreo, ventanales lobulados. A ello se unen la influencia granadina en el friso de arquillos ciegos y friso superior con epigrafía cúfica, finalmente la influencia toledana en el dintel de la puerta.

Podemos ver como es una fachada en la que se potencia la horizontalidad. Se divide en dos cuerpos. En la parte inferior puerta central adintelada igual que en Tordesillas, con dovelas decoradas en ataurique, en las calles laterales arcos lobulados con red de rombos. En la parte superior friso con decoración compartimentada, realizada en yeso y recordando el arte nazarí. En los laterales arcos lobulados sobre columnas de mármol, completado con pilastras con cerámica vidriada de influencia almohade. El cuerpo superior se organiza en grupos de ventanas, dobles las laterales y triple la central. En la parte superior se dispone un friso con cerámica vidriada y una inscripción cúfica que explica cuándo, quién lo realizó en 1364. En la parte superior decoración de mocárabes y un alero de madera tallada por artistas toledanos.

INFLUENCIAS EN LOS REINOS MUSULMANES

FACHADA DEL PALACIO DE COMARES

El arte que había tenido su origen en los territorios musulmanes, volvía a ellos, pero reinventados, es el caso de la puerta del Palacio de Comares. Recoge casi todas las características de las fachadas de los palacios anteriormente descritos.

Fue mandada construir por Muhammad V en 1370 con motivo de la conquista de Algeciras. Esta dividida en dos cuerpos, el inferior con dos puertas con dinteles adovelados, en la parte superior vanos con arcos de herradura geminados, flanquean un vano con arco de herradura, un friso con mocárabes y un alero al igual que en Sevilla completan el conjunto. A ello se une la exhuberancia y el rico dorado de la arquitectura nazarí. Originalmente, estaba revestida de vivos colores con variadas tonalidades.

Anuncios