Del arte de la arquitectura: Reminiscencias musulmanas en tierras castellanas:ASTUDILLO

 

 

 

 

 

Palacio de Pedro I en Astudillo

Todo el mundo conoce la gran obra románica que es San Martín de Fromista (Palencia), situada en el Camino de Santiago. Pero mucha gente desconoce las obras que  conservan en sus alrededores pequeñas poblaciones con destacadas construcciones : Santoyo, Támara de Campos, Astudillo, bien podría hacerse una interesante ruta por estas poblaciones.

Astudillo se encuentra a 17km  de Fromista, y conserva huellas de su importante pasado en época medieval. Muestra de ello es la puerta de la muralla que aún se conserva, denominado Arco de San Martín

El Palacio de Pedro I (1356) hoy Convento de las Clarisas,  fue mandado construir por el monarca siguiendo el estilo de los palacios nazaríes de Granada y de las construcciones de otros palacios del rey de D. Pedro.

El palacio sería un ejemplo de lujo y ostentación y en él vivía amancebado el rey con María de Padilla. Ante la amenaza de excomunión, el rey decidió convertirlo en convento, fundándolo María de Padilla. Tras la muerte de ambos, su hija Constanza decidió que se mantuviese el convento.

Poco se conserva de la construcción original, ya que se encontraba en situación casi de ruina en los años 50 del siglo XX. El Palacio se ha dividido tradicionalmente en dos zonas, una la de María de Padilla y otra la del rey. Ya en fecha temprana sufrió un grave incendio, por lo que puede que las dos viviendqas, fuese un mismo núcleo palaciego, ordenado en torno a patios. Hoy el antiguo palacio es un interesante museo, en donde se conservan dos destacadas techumbres mudéjares, así como dalmáticas, casullas, cálices, algunas pinturas como una supuesta atribución a Caravaggio, que considero un poco arriesgada, así como una colección de mobiliario perteneciente a una señora madrileña que vivía en la Castellana, según nos informa la hermana que lo enseña.

El palacio estaba  realizado en yeso, ladrillo y tapial En la fachada principal se usa tan solo la piedra en parte en el dintel adovelado y en los capiteles que se sitúan en la esquina y en el centro sujetando el arco doble geminado polilobulado. La fuente que se sitúan en el centro del patio al que da la fachada es una reproducción del original que se encuentra en el Convento de San Andrés del Arroyo.

 

En las fachadas laterales, cabe destacar las ventanas con arcos polilobulados de herradura, en ladrillo, y las geminadas con una columnilla de piedra y capitel floral como parteluz.

Se conserva también una puerta en la clausura con arco polilobulado con rica decoración de motivos vegetales en las yeserías.

 

Tras las recientes restauraciones se han descubierto los restos de un baño existente en el palacio.

Tras la muerte de María de Padilla se realizaron nuevas obras como la decoración de la sala capitular por el artesano Braymi que dejó su firma, fue también el autor del púlpito que se conserva en el museo. 

La iglesia es  gótica con bello artesonado mudéjar con los escudos de María de Padilla, ha sido recientemente restaurado así como el retablo plateresco.

            

Hemos hablado de la situación de ruina en la que se encontraba en los años 50, pero a ello hay que sumar las pérdidas de bienes que tuvo el convento, entre ellas un crucifijo con un Cristo románico fechado entre 1150 y 1200 que hoy se encuentra en el Metropolitan Museum de Nueva York y la sillería del coro realizada en 1536, la mayor parte en el mismo museo , y cuatro asientos de la misma en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Está realizada en madera de pino con decoración en tonos rojo, azul, blanco y verdoso representándose los escudos de Castilla y León y el emblema de María de Padilla. Presenta arquería lobulada rematado con un alero de canes con cabezas animales.

      

Merece la pena hacer una visita al palacio y la iglesia y conocer las historias que nos cuenta la hermana que lo enseña. Hay que realizar la visita sin hora límite porque la explicación suele durar unas dos horas, en las que nos narran las aventuras de unas monjas dispuesta a salvar su patrimonio, a subirse a un andamio para restaurar una techumbre o un retablo. Aa ello le sumamos las temperaturas de Astudillo, 16 grados bajo cero, hacen de estas clarisas con la madre Fontaneda a la cabeza unas salvadoras del Patrimonio!! Aunque a veces las restauraciones sean un poco discutidas, realización de yeserías, alicatado del patio de entrada… es de alabar su trabajo!!

Horario de visitas:

Lunes cerrado

Verano  11-13 h    17-19h

(último domingo de marzo a último domingo de octubre ) 

 Invierno 11-13h   16.30-18.30 h

Entrada 4 euros

Anuncios